antroposcopio

Oteando ideas, actitudes y comportamientos

Categoría: Citas (a ciegas) (página 1 de 3)

Costumbre e imposición / Citas (a ciegas)…

Sobre lo que está sucediendo en Cataluña parece haber un consenso entre verdugos respecto a qué protestas son pacíficas. En el fondo se reduce a una cuestión geográfica. Si vives aquí has de escoger entre víctima o cómplice, si usted reside fuera de esta área hay una tercera opción: contemplar cómo nos cambian la vida mientras dirimen si se trata de algo pacíficamente consciente o pacífico ataviado de malas intenciones. En el fondo nadie le echa una ojeada a la cuestión principal, la de vivir en una sociedad dividida donde una parte exige que lo suyo sea costumbre y lo demás imposición.

Sobrevivir a la estafa. Gregorio Moran en Vox Populi.

Romanticismo / Citas (a ciegas)…

Existe un infantilismo en la izquierda que emana de sus complejos profundos con el nacionalismo. Que precisa que la demencia de un dirigente escale y concrete en un conflicto civil hasta que se derrame sangre obrera para lamentarse, y entonces sí señalar a los responsables llorando quejumbrosos porque no se hizo nada para prevenirlo. Suelen tener el perfil de izquierdistas acomplejados que temen levantar la voz para apuntar a los egregios dirigentes de quien ocupa las calles porque creen que si el pueblo está en la calle no importa el motivo y hay que estar con él. Románticos de barricada que se excitan cuando ven las calles arder sin evaluar el motivo por el que arden contenedores. Poca necedad hay mayor que llamarse progresista y ponerse de perfil ante un conflicto nacionalista segregador que se oculta bajo el manto de los derechos civiles.

Antonio Maestre. Quim Torra y su Vojna Linija. El factor balcánico.

Citas (a ciegas)… / Engaging with details

Usually when people think about their position on an issue, they recollect why they believe what they do and they generate arguments in favor of the position they already have. They don’t engage in causal explanations about how the policy would lead to good or bad outcomes.

These are very different forms of thinking. Usually when people think about policies, they are not engaged in causal explanation. Most discourse about policy is about why we believe what we do: who agrees with us, why we hold whatever value the policy addresses, what we heard about it on the news the other day. Our experiment asked people to do something difficult and unusual, to causally explain the effects of a policy. That task requires engaging the details of the policy and spelling out how the policy would interact with a complicated world.

Steven Sloman, The knowledge illusion. Via versvs.

Estando esencialmente de acuerdo con la afirmación, yo creo que no solo se trata de explicar las ideas en términos causales sino metodológicos en general. Cualquier disciplina, incluida la Ciencia Política, que pretenda acercarse a la verdad debería centrar el debate en los métodos y sus consecuencias de una forma tan racional como se pueda (incluyendo la aproximación experimental). En el caso de la Política la verdad se articula en 4 ejes: moralidad (política moral/inmoral) , plausibilidad (política factible/imposible), eficacia (política útil/inútil) y prioridad (política prioritaria/no prioritaria). De esos 4 ejes el primero es el único que se basa en valores subjetivos. El último se basa en intereses. Los otros 2 son técnicos. En lo que es o no moral hay pocas discrepancias entre personas y la discusión de la prioridad depende de elementos técnicos como coste y efectividad. Por tanto, las discusiones políticas, para dejar de ser espectáculos teatrales sin contenido útil, necesitan de un marco metodológico, principalmente técnico (objetivo) y no (sólo) moral (subjetivo), que las proteja hasta donde sea posible de los elementos subjetivos y las encauce hacia una fórmula de deliberación sistemática más eficiente que el modelo actual. Proponer políticas como quien pide un proyecto cientifico: Introducción, métodos, resultados esperables, recursos necesarios/presupuesto asignado.

Citas (a ciegas)… Lies

To be a scientist is to be naive. We are so focused on our search for truth, we fail to consider how few actually want us to find it. But it is always there, whether we see it or not, whether we choose to or not. The truth doesn’t care about our needs or wants. It doesn’t care about our governments, our ideologies, our religions. It will lie in wait for all time. And this, at last, is the gift of Chernobyl.

Where I once would fear the cost of truth,

What is the cost of lies?

Valerie legasov, EN ‘CHERNOBYL’, DE Johan Renck Y Craig Mazin

Citas (a ciegas)… Compartir

Compartir, la forma comercial y políticamente correcta que ha adoptado el verbo exhibir

Los hombres son cerezas, Arcadi Espada

Materia Humà en Primavera 

Ara és el millor temps, estimat amic, d’anar pel món. Els enciams tenen un fil llunyà de frescor de neu; la carn a la brasa és sanguinolenta i blava; la dent, aguda, i el paladar, esmolat i abundant. El cel, alt i gloriós, fuig tothora, l’aire és suau. El sol és tebi i el vent petit porta una ramiola de fonoll, de romaní i d’esparreguera. En els recs hi ha una cueta d’aigua, surten els créixens de les vores, s’afinen els espàrrecs. En els horts, les faveres treuen l’ull i l’orella de llebre esverada. Els ametllers són de color de rosa. Les pomeres tenen un borrissol de carmí, tornassolat. Els detalls de les herbes es dibuixen amb una tendresa perfilada i dóna gust d’abandonar-se, amb la virolla del bastó, al somni de resseguir la cal·ligrafia de les plantes. El mar, llunyà, verd i blau, poblat de formes vagues, va passant. Tot és infinitament més consolador que assistir a les representacions d’aquest món, a la vana demència ornitològica, gòtica i geperuda, del material humà.»

Josep Plá, via Arcadi Espada 

Objetividad (o casi)

Porque la objetividad claro que existe. Existe como existe el coraje, la libertad o la justicia: como un ideal. No es posible ser perfectamente iguales, ni del todo libres, pero a nadie se le ocurre decir que la igualdad o la libertad son invenciones.

Sobre la objetividad,  enorme artículo del enorme Kiko Llaneras.

Este tipo de conversación es frecuente en los comentarios del blog de Arcadi Espada y es una discusión clave. Kiko Llaneras menciona la ciencia pero yo no estoy tan seguro que en el sentido correcto. Los científicos son los primeros en ser conscientes de que la objetividad es un ideal y que, como tal, no viene de serie, por tanto se han de poner todos los remedios, todos los paños calientes para atajar los sesgos, la inexactitud, toda la truthiness (gran palabra de Colbert). Tan es así que en la ciencia, ámbito que aspira a resolver la verdad material del mundo, los garantes de la objetividad, son otros sujetos, peers que, con sus propios sesgos, no pocas veces,  discrepan entre ellos. ¿Quiere eso decir que no existe la objetividad? No, eso sólo quiere decir que no puede alcanzarse valiéndonos únicamente en nuestra intuición o nuestro método. Nuestro cerebro, sin ayudas externas (software, checklists, algoritmos, aleatorizaciones, ciegos, capacidad de computación, colegas, estadística, y, muy importante, disclosures) está neurocientificamente imposibilitado para la objetividad y ser conscientes de ello y ponerle remedio es el primer paso para conseguir la objetividad. La objetividad es actitud, método, herramientas y auditación externa. Pensar que objetividad soy yo o este con el que yo estoy de acuerdo es, precisamente, el mejor camino hacia el triunfo de la subjetividad.

España es el país de la Unión Europea con las universidades que atraen menos estudiantes extranjeros para estudiar carreras completas.
Sin embargo, es el principal destino europeo deseado por los erasmus.
Más claro, agua.
Peor, imposible.

Menos samba y más trabajo en El Extranjero Profesional

Derecho a decidir

Una afirmación tan genérica y equivoca pretende alterar el sentido y alcance del derecho de participación política. A partir de ella, cualquier colectivo puede invocarla para decidir lo que le venga en gana, aduciendo que toda expresión de autogobierno es valiosa para engendrar legitimidad. Como si ésta no dependiese de la calidad moral de lo que se decida y cómo; como si el alcance y ámbito de nuestra capacidad de autogobierno no estuviese delimitada por los otros derechos y el derecho de los otros. Sin duda, el de participación política es básico e insustituible pero está circunscrito por un núcleo de razones sustantivas que se resumen en el repertorio de los Derechos Humanos y unos procedimientos que se sustancian en el buen funcionamiento del Estado de derecho. Sin ese horizonte moral y asiento institucional ninguna comunidad política deviene comunidad de justicia. Contra este fundamento arremete el proceso independentista, al tiempo que mina algunas de las condiciones que hacen viable la democracia.

Ramón Vargas-Manchuca Ortega en El País

El artículo completo es una bofetada adulta y racional contra la levedad de lo utilitario y coyuntural. Moralidad, instituciones, derechos humanos y fundamentos filosóficos de la organización política versus banderas, vías, marchas, marketing y urnas sin censo.

 

Instead, there was the web, and on the web, there were blogs: the best place to find alternative thoughts, news and analysis. They were my life.

Hosein Derakhshan tras estar 7 años en la cárcel iraní, precisamente por escribir en su blog. Via Criticidades

Lo primero y más obvio, nadie va a la cárcel por escribir en Twitter. Lo cual ya nos da una idea de la validez como herramienta de discurso y activismo. Al margen de eso, parece que hay más gente que ha llegado a la misma conclusión desde diversas perspectivas. La web en la que la conversación importaba ha muerto. Como dice Gonzalo Martín, Twitter ha limpiado Internet de mucha escritura innecesaria. El problema es que también ha limpiado la necesaria.

« Siguientes entradas

© 2020 antroposcopio

Tema por Anders NorenArriba ↑